Participaciones recíprocas

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

La expresión participaciones recíprocas describe aquella situación en que dos sociedades participan mutuamente en sus respectivos capitales.

Contenido
  • 1 Supuestos de participaciones recíprocas
  • 2 Normativa
  • 3 Postura del legislador
  • 4 Régimen de las participaciones recíprocas
    • 4.1 Hasta el 10%
    • 4.2 Más del 10%
      • 4.2.1 Obligación de notificación
      • 4.2.2 Obligación de reducción
      • 4.2.3 Obligación de hacer constar esta situación en la memoria
      • 4.2.4 Obligación de una reserva
    • 4.3 Sanciones
  • 5 Legislación básica
  • 6 Legislación citada
  • 7 Recursos adicionales
    • 7.1 En doctrina
Supuestos de participaciones recíprocas

La situación indicada se produce cuando una sociedad, sea una sociedad anónima o una sociedad de responsabilidad limitada (que podemos llamar ALFA) es titular de acciones (o de participaciones ) de otra sociedad anónima o limitada (que llamamos BETA) y ésta sociedad, a su vez, tiene acciones o participaciones de la sociedad ALFA. Es decir, ALFA y BETA tienen participaciones recíprocas, son socias una de la otra.

Las participaciones recíprocas se llaman también cruzadas y una variante de esta situación es el caso de las participaciones circulares, que es la situación en la que una sociedad (ALFA) adquiere acciones o participaciones de forma indirecta a través de sociedades interpuestas (ALFA tiene una participación en BETA y BETA, a través de una filial ZETA, adquiere una participación en ALFA)

La expresión participaciones, como es obvio, no tiene en este sentido nada que ver con las participaciones sociales de una sociedad de responsabilidad limitada.

Normativa

Las participaciones recíprocas están reguladas en el artículo 151 de la Ley de Sociedades de Capital (LSC) y siguientes, (antes art. 82 de la Ley de Sociedades Anónimas (LSA) y siguientes), al que hay que añadir los artículos 154 y 155 LSC, (antes arts. 85 y 86 LSA), en lo que se denominan: «participaciones recíprocas de control»

Postura del legislador

El legislador muestra un gran recelo a las participaciones recíprocas (por ejemplo, cuando ALFA SA tiene acciones de BETA SA y BETA SA tiene acciones de ALFA SA).

Por ello, la Ley prohíbe las participaciones recíprocas que excedan del 10 por 100 del capital social de las sociedades participadas; dice así el art. 151 LSC, (antes art. 82 LSA), que no podrán establecerse participaciones recíprocas que excedan del diez por ciento de la cifra de capital de las sociedades participadas. La prohibición afecta también a las participaciones circulares constituidas por medio de sociedades filiales.

Como es de ver, no es una prohibición absoluta, se trata de un límite: el 10% de la cifra de capital de ambas sociedades.

Ahora bien, cuando estamos ante una filial, el artículo 154 LSC, (antes art. 85 LSA), ordena la exclusión del régimen de participaciones recíprocas entre una sociedad filial y su sociedad dominante. Es decir, en este caso, no existe prohibición ni las consecuencias a que la infracción de la norma general establece el art. 152 LSC, (antes art. 83 LSA).

Régimen de las participaciones recíprocas Hasta el 10%

Hasta que ninguna sociedad alcance el 10% de la cifra de capital de la otra: no hay problema alguno.

Más del 10%

Si una sociedad por sí misma o por medio de una filial llegue a poseer más del 10 por 100 del capital social de otra sociedad, se produce la siguiente situación:

Obligación de notificación

La primera sociedad que tenga conciencia de ello, deberá notificarlo de inmediato a la otra, quedando, mientras tanto, como dice el art. 155 LSC, (antes art. 86 LSA): suspendidos los derechos correspondientes a sus participaciones (voto, dividendos, etc.)

Y concluye art. 155 LSC que dicha notificación habrá de repetirse para cada una de las subsiguientes adquisiciones que superen el 5 por 100 del capital).

Obligación de reducción

Según artículo 152.1 LSC, (antes art. 83.1 LSA), la violación de lo dispuesto en el artículo anterior determinará la obligación a cargo de la sociedad que reciba antes la notificación a que se refiere el artículo 155 de reducir al diez por ciento su participación en el capital de la otra sociedad. Si ambas sociedades recibieran simultáneamente dicha notificación, la obligación de reducir correrá a cargo de las dos, a no ser que lleguen a un acuerdo para que la reducción sea efectuada solamente por una de ellas.

-Recibida la notificación, la reducción deberá llevarse a cabo en el plazo máximo de un año, a contar desde la fecha de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA