Consejo de Administración de la sociedad anónima

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

El Consejo de Administración es una de las alternativas de organizar la administración de una sociedad.

El artículo 210 del Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital), - antes art, 57.1 de la Ley 2/1995, de 23 de marzo, de Sociedades de Responsabilidad Limitada) - dispone:

1. La administración de la sociedad se podrá confiar a un administrador único, a varios administradores que actúen de forma solidaria o de forma conjunta o a un consejo de administración.
Contenido
  • 1 Nota
  • 2 Admisión de varias alternativas
  • 3 Nombramiento de los Consejeros
    • 3.1 Competencia
    • 3.2 Número de Consejeros
    • 3.3 Nombramiento de consejeros por la minoría
    • 3.4 Cese de los consejeros nombrados por la minoría
    • 3.5 El nombramiento por cooptación
  • 4 Poder de representación del Consejo
  • 5 Funcionamiento del Consejo
    • 5.1 Cargos
    • 5.2 Convocatoria
      • 5.2.1 Facultad de convocar
      • 5.2.2 Forma de la convocatoria
      • 5.2.3 Frecuencia de sesiones del Consejo
    • 5.3 Orden del día
    • 5.4 Quórum de asistencia
    • 5.5 Representación
    • 5.6 Mayorías
    • 5.7 Formalización de acuerdos
    • 5.8 Impugnación de acuerdos del Consejo
  • 6 Libro de actas
  • 7 Formalización de acuerdos del consejo
  • 8 Recursos adicionales
    • 8.1 En contratos y formularios
    • 8.2 En doctrina
  • 9 Legislación básica
  • 10 Legislación citada
  • 11 Jurisprudencia y doctrina administrativa
Nota

Durante la vigencia del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, el presente tema está afectado por el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, modificado en este punto por el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19, después el Real Decreto-ley 19/2020, de 26 de mayo, por el que se adoptan medidas complementarias en materia agraria, científica, económica, de empleo y Seguridad Social y tributarias para paliar los efectos del COVID-19 y después el Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y queda así el artículo 40 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo en la parte que en este tema interesa:

1. Aunque los estatutos no lo hubieran previsto, durante el periodo de alarma y, una vez finalizado el mismo, hasta el 31 de diciembre de 2020, las sesiones de los órganos de gobierno y de administración de las asociaciones, de las sociedades civiles y mercantiles, del consejo rector de las sociedades cooperativas y del patronato de las fundaciones podrán celebrarse por videoconferencia o por conferencia telefónica múltiple, siempre que todos los miembros del órgano dispongan de los medios necesarios, el secretario del órgano reconozca su identidad, y así lo exprese en el acta, que remitirá de inmediato a las direcciones de correo electrónico de cada uno de los concurrentes. La misma regla será de aplicación a las comisiones delegadas y a las demás comisiones obligatorias o voluntarias que tuviera constituidas. La sesión se entenderá celebrada en el domicilio de la persona jurídica.
Aunque los estatutos no lo hubieran previsto, durante el periodo de alarma y, una vez finalizado el mismo, hasta el 31 de diciembre de 2020, las juntas o asambleas de asociados o de socios podrán celebrarse por vídeo o por conferencia telefónica múltiple siempre que todas las personas que tuvieran derecho de asistencia o quienes los representen dispongan de los medios necesarios, el secretario del órgano reconozca su identidad, y así lo exprese en el acta, que remitirá de inmediato a las direcciones de correo electrónico.
Admisión de varias alternativas

El art. 23 LSC (antes art. 9 de Ley de Sociedades Anónimas) exigía antes expresar en los estatutos de las sociedades anónimas la estructura del órgano al que se confía la administración de la sociedad.

Pero la ley 25/2011 de 1 de agosto - en vigor el 2 de octubre de 2011- ha eliminado esta exigencia; ahora cabrá que en los estatutos de las sociedades anónimas se prevean diversos sistemas de organizar la administración y entre ellos la posibilidad de un Consejo.

Supuesto que inicialmente existe Consejo o que es un sistema por el que opta la Junta General, por estar ya previsto este sistema de acuerdo con la ley 25/2011 de 1 de agosto o modificando, si preciso fuere, los estatutos en este punto, conviene una análisis del:

Nombramiento de los Consejeros Competencia

En general,el nombramiento de los consejeros corresponde a la Junta General y dice el art. 138 del Reglamento del Registro Mercantil (RRM) que en la inscripción del nombramiento de los administradores se hará constar la identidad de los nombrados, la fecha del nombramiento así como el plazo y el cargo para el que, en su caso, hubiese sido nombrado el miembro del Consejo de Administración.

Obsérvese que el RRM habla de la posibilidad de que al nombrar un consejero se le asigne el cargo concreto (Presidente, Secretario, vocal, vicepresidente, vicesecretario); en otro caso, la distribución de cargos corresponderá al mismo Consejo.

Ahora bien, frente a la regla general del nombramiento por la Junta, la Ley admite:

Número de Consejeros

Según el art. 242 LSC el consejo de administración estará formado por un mínimo de tres miembros y en la sociedad anónima no hay, por Ley, un número máximo de los componentes del consejo, lo que es distinto de que los estatutos deban fijar el mínimo y el máximo de consejeros (art. 23 LSC).

Obviamente, al proceder a su nombramiento, sea en la constitución, sea en posteriores nombramiento debe respetarse el número máximo y mínimo.

Otro supuesto es cuando la sociedad en el momento de su fundación o en el posterior de modificación de estatutos opta por un número rígido en la composición del consejo de administración; en este caso, la junta carece de libertad, de competencia, para nombrar un número distinto, según la resolución de la DGRN de 23 de septiembre de 2013 [j 1]

Nombramiento de consejeros por la minoría

En realidad, como pone de relieve la {{{1}}} [j 2] esta posibilidad es una excepción a la regla general de los arts. 123, 131 y 132 LSA - léase ahora arts. 214, 223 y 224 LSC - consistente en la designación de un miembro del consejo de administración por agrupación de acciones del art. 243 LSC, (antes art. 137 LSA) aunque propiamente podría decirse que no supone tal excepción en cuanto a la competencia de la Junta sino únicamente en cuanto al sistema de votación y mayorías.

En efecto, en sede de anónimas existe la figura de la agrupación de acciones.

Queremos destacar aquí, en particular, la importancia de la agrupación de acciones para que la minoría tenga un consejero por ella nombrado, (agrupación que puede ser ocasional e incluso sin pacto formal alguno); en efecto, dice el art. 243 LSC, (antes art. 137 LSA), que en la sociedad anónima las acciones que voluntariamente se agrupen, hasta constituir una cifra del capital social igual o superior a la que resulte de dividir este último por el número de componentes del consejo, tendrán derecho a designar los que, superando fracciones enteras, se deduzcan de la correspondiente proporción. En el caso de que se haga uso de esta facultad, las acciones así agrupadas no intervendrán en la votación de los restantes miembros del Consejo.

El Real Decreto 821/1991, de 17 de mayo, desarrolló el art. 137 del Texto Refundido de la Ley de Sociedades Anónimas.

Ahora el art. 243 LSC), en materia de nombramiento de miembros del Consejo de Administración por el sistema proporcional, dice:

Sistema de representación proporcional.
1. En la sociedad anónima las acciones que voluntariamente se agrupen, hasta constituir una cifra del capital social igual o superior a la que resulte de dividir este último por el número de componentes del consejo, tendrán derecho a designar los que, superando fracciones enteras, se deduzcan de la correspondiente proporción.
2. En el caso de que se haga uso de esta facultad, las acciones así agrupadas no intervendrán en la votación de los restantes componentes del consejo.

Por su parte, el art. 102.2 LSC dispone:

Las acciones sin voto no podrán agruparse a los efectos de la designación de vocales del Consejo de administración por el sistema de representación proporcional. El valor nominal de estas acciones no se tendrá en cuenta a efectos del ejercicio de ese derecho por los restantes accionistas.
Cese de los consejeros nombrados por la minoría

Por encima de esta facultad de nombramiento de consejero por la minoría, la Junta puede cesar al consejero nombrado: prevalece la facultad de cese de la Junta ex art. 224 LSC, (antes art. 132 LSA), frente al derecho de representación proporcional ex art. 243 LSC, (antes art. 137 LSA). El tema ya ha sido resuelto por la Resolución de la Dirección General de los Registros y del Notariado (DGRN) de 14 de diciembre de 2004 [j 3] y por la Sentencia del Tribunal Supremo (STS) de 2 de Julio 2008 [j 4] que resuelve:

Nuestro ordenamiento vigente no ofrece apoyo para considerar que el art. 131 distingue, en orden a la separación, entre los consejeros designados por la mayoría y la de los que lo fueron por el sistema proporcional. Y sí, por el contrario, para entender que contiene una regla general, aplicable a todos los casos. Es más, los arts. 6 y 7 del Real Decreto 821/1991, de 17 de marzo susceptible de ser aplicado en defecto de disposición estatutaria, salvaguardan los derechos de los accionistas agrupados, al reconocerles - el primero - la facultad de "nombrar hasta tres suplentes sucesivos para el caso de que, por cualquier causa, el nombrado dejara de pertenecer al consejo de administración" y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA