Convocantes de la Junta General de sociedad

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

La Junta General de toda sociedad puede ser universal o convocada. La Junta convocada presupone que hay alguien que está legitimado y también obligado, según los casos, a convocar Junta. El convocante de la Junta general es, generalmente, el órgano de administración, aunque existen casos particulares.

Contenido
  • 1 Convocante ordinario
  • 2 Casos particulares
    • 2.1 Administrador caducado
    • 2.2 Administrador único con renuncia inscrita en el Registro Mercantil
    • 2.3 Convocatoria instada por los socios
    • 2.4 Convocatoria por el administrador de hecho
    • 2.5 Convocatoria por el Administrador no inscrito
    • 2.6 Convocatoria en casos especiales
  • 3 La desconvocatoria
  • 4 Convocante especial
  • 5 Anteproyecto del Código Mercantil, (Mayo 2014)
  • 6 Recursos adicionales
    • 6.1 En formularios
    • 6.2 En doctrina
  • 7 Legislación citada
  • 8 Jurisprudencia citada
Convocante ordinario

Será el órgano de administración, cargo que deberá indicarse en la convocatoria; por tanto, corresponde al Administrador único, a uno de los solidarios, a los mancomunados, al Consejo de Administración. Según el art. 166 LSC: La junta general será convocada por los administradores, y, en su caso, por los liquidadores de la sociedad.

Atención:

  • Administradores mancomunados:

Si hay, por ejemplo, dos administradores mancomunados deben convocarla los dos mancomunados, como indica la Resolución de la DGRN de 27 de octubre de 2012 [j 1]; si en una sociedad de responsabilidad limitada hay tres o más mancomunados (lo que no se admite en la SA), deberá ser convocada por todos ellos, aunque a efectos externos los estatutos permitan que actúen sólo dos de ellos; por esto si, por ejemplo, hay tres administradores mancomunados y nada al respecto dicen los estatutos, no es válida la convocatoria de Junta de SL hecha por sólo dos de ellos, según afirma la Resolución de la DGRN de 28 de enero de 2013 [j 2] y reiteran otras como la Resolución de la misma DG de 11 de julio de 2013 [j 3] Resolución de la DGRN de 18 de septiembre de 2013, [j 4] Resolución de la DGRN de 23 de marzo de 2015 [j 5] y Resolución de la DGRN de 27 de julio de 2015. [j 6]

Cosa distinta es que los estatutos hayan previsto, por ejemplo, que habiendo tres administradores mancomunados puedan convocar juntas sólo dos; por ello, la Resolución de la DGRN de 4 de mayo de 2016 [j 7] lo admite, indicando que por tratarse de relaciones internas societarias debe admitirse el amplio juego de la autonomía de la voluntad a la hora de aplicar la norma del art. 166 de la LSC. Es indudable que no se infringen normas imperativas sobre el capital social, responsabilidad frente a terceros, derechos de las minorías ni otros elementos esenciales como al ámbito del poder de representación orgánica o las competencias mínimas del órgano de administración.

  • Consejo de Administración:

Si hay Consejo de administración la convocatoria es competencia del Consejo, por lo que procederá el oportuno acuerdo. la Resolución de la DGRN de 1 de octubre de 2013 [j 8] lo deja bien claro: incluso en los casos en que la convocatoria constituye en buena medida un acto debido para el consejo de administración (petición de accionistas que representen al menos un 5% del capital social ), no cabe la actuación individual de un miembro de dicho órgano, por más que ostente la condición de presidente, sino que es necesaria una decisión colectiva adoptada en la forma y con las mayorías previstas estatutariamente.

Ahora bien, cabe, si está previsto en los Estatutos, que dicho Consejo delegue la facultad a favor del presidente o algún consejero y cabe que los propios estatutos ya deleguen en el presidente, sin que ello implique abdicar el Consejo de la facultad de convocar Junta; insistimos que, salvo una previsión expresa en los estatutos, en el caso de Consejo de Administración, para convocar Junta se exige un acuerdo del Consejo (así la Resolución de la Dirección General de Registros y del Notariado (DGRN) de 17 de abril de 2.007; [j 9] es posible una delegación al Presidente del Consejo de Administración que ha de ser expresa.

Si hay Consejo de administración la convocatoria es competencia del Consejo, adoptando el oportuno acuerdo. La Resolución de la DGRN de 1 de octubre de 2013 [j 10] afirma que no cabe la actuación individual de un miembro de dicho órgano, por más que ostente la condición de presidente, sino que es necesaria una decisión colectiva del Consejo adoptada en la forma y con las mayorías previstas estatutariamente.

La Resolución de 14 de marzo de 2016 [j 11] admite que si el mínimo de consejeros son tres, pero uno ha renunciado, puedan los dos que quedan por unanimidad convocar junta: la vacante producida por la renuncia del tercer consejero, no impide la válida constitución por la concurrencia de los dos restantes quienes deben decidir por unanimidad mientras no se cubra la plaza vacante.

  • En caso de disolución:

En caso de disolución corresponde convocar al Liquidador.

  • Consejero Delegado:

El Consejero delegado a quien se le deleguen todas las facultades delegables del Consejo puede ser el convocante; así la Resolución de la DGRN de 11 de marzo de 1999. [j 12]

En el mismo sentido, para las sociedades Anónimas, la Sentencia nº 688/2009 de TS, Sala 1ª, de lo Civil, 30 de Octubre de 2009 [j 13] que afirma:

la facultad, o deber, de convocar las Juntas Generales de la Sociedad corresponde al Consejo de Administración, de modo que solo cabe delegar en el Consejero Delegado el anuncio de la convocatoria, pero no ésta. Y ello no ha sido respetado en el caso. El hecho de que haya la solicitud de un socio que sea al menos titular de un cinco por ciento del capital social, y consiguientemente se deba convocar la Junta por los administradores de conformidad con el art. 100.2 de Ley de Sociedades Anónimas (LSA), - léase ahora art. 168 de Ley de Sociedades de Capital (LSC) - no altera el sistema respecto de quien ha de convocar; es decir, sigue correspondiendo al Consejo, y no a un administrador aunque sea Consejero Delegado. Y si el Consejo no convoca, su voluntad no puede ser suplida por el Consejero Delegado, ni por el Presidente del mismo, ni por uno o algunos de sus miembros, sino que ha de interesarse la convocatoria judicial.
  • No pueden convocar los socios:

Obsérvese que la facultad de convocar no corresponde a los socios, aunque haya acuerdo unánime de convocar, sin perjuicio de que los socios decidan celebrar Junta Universal.

  • No puede convocar la Junta:

Tampoco compete a la Junta; la STS de 29 de Julio 1999 [j 14] trata este tema. Se trataba de una Junta ordinaria debidamente convocada decide que se convoque Junta extraordinaria, y ésta se celebra pero sin que haya habido la previa convocatoria por el órgano de administración; esta Sentencia considera no ajustada a derecho la segunda Junta, al faltar la debida convocatoria, declarando que:

Una Junta General puede ordenar que se convoque para una determinada Junta General Extraordinaria, pero la concreta convocatoria (obedeciendo tal acuerdo de Junta General ordenando que se convoque) la ha de hacer el órgano de administración correspondiente.

Existen, sin embargo, algunas salvedades, que analizaremos a continuación con el examen de casos particulares.

Casos particulares Administrador caducado

Según la Resolución de DGRN de 30 de octubre de 2.009 [j 15] no puede convocar la Junta un Administrador caducado (se exceptúa que lo haga en el plazo de la prórroga legal que indica el art. 145 del Reglamento del Registro Mercantil (RRM) y art. 60 de la Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada (LSRL) - léase ahora art. 222 de la LSC. - Pero la Sentencia nº 784/2010 de TS, Sala 1ª, de lo Civil, 9 de Diciembre de 2010 [j 16] afirma que:

en aras al principio de conservación de la empresa y estabilidad de la sociedad y de los mercados, a fin de evitar la paralización de los órganos sociales, y la incursión en causa de disolución, en los supuestos de acefalía funcional del órgano de administración, razones pragmáticas imponen reconocer a quienes de hecho administran con el cargo caducado facultades para convocar junta dirigida a regularizar los órganos de la sociedad.
Administrador único con renuncia inscrita en el Registro Mercantil

Cuando el administrador ha renunciado y su renuncia ha sido ya inscrita en el Registro Mercantil, no tiene ya ninguna facultad como administrador, de forma que aunque fuere administrador único, inscrita su renuncia, no está facultado para convocar Junta General de ningún tipo; como dice la Resolución de la DGRN de 6 de marzo de 2013 [j 17]:

no cabe convocatoria efectuada por administrador que ya figura en el Registro Mercantil como cargo no vigente, siendo nula por tanto la convocatoria efectuada y los acuerdos adoptados en ella.

En estos casos la solución para celebrar legalmente Junta General será o bien que sea universal o aplicando lo dispuesto en el art. 171, LSC que cualquier socio solicite del Letrado de la Administración de Justicia o del Registrador Mercantil del domicilio social la convocatoria de junta general.

Convocatoria instada por los socios

El art. 168.1 LSC dispone que los administradores deberán convocar la junta general cuando lo soliciten uno o varios socios que representen, al menos, el cinco por ciento del capital social, expresando en la solicitud los asuntos a tratar.

Y el art. 168.2, LSC concreta que, en tal caso, la junta general deberá ser convocada para su celebración dentro de los dos meses siguientes a la fecha en que se hubiere requerido notarialmente a los administradores para convocarla, debiendo incluirse necesariamente en el orden del día los asuntos que hubiesen sido objeto de solicitud.

La LSC, en la redacción originaria de su art. 168 imponía que debía celebrarse en el plazo de un mes («dentro del mes siguiente a la fecha en que se hubiere requerido notarialmente a los administradores»); ello creó...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS