Ejercicio social

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

El ejercicio social es el período de tiempo que completa una etapa social a los efectos contables y fiscales exigidos por la Ley. Toda sociedad mercantil tiene una finalidad de lucro, y las ganancias, el cumplimiento por el órgano de administración de determinadas obligaciones contables y documentales, la aprobación de cuentas, el destino del resultado, los impuestos que gravan las ganancias, etc.. están siempre en relación con un tiempo determinado, que tiene un inicio y un final temporal, el llamado ejercicio social.

Contenido
  • 1 Finalidad del ejercicio social
  • 2 Innecesariedad de fijar la duración del ejercicio social
  • 3 Duración de un ejercicio social
    • 3.1 Regla general
    • 3.2 Ejercicios no coincidentes con un año
      • 3.2.1 Duración superior
      • 3.2.2 Duración inferior
  • 4 Efectos del cierre del ejercicio
  • 5 El Anteproyecto de Código Mercantil (Mayo 2014)
  • 6 Legislación básica
  • 7 Legislación citada
  • 8 Recursos adicionales
    • 8.1 En contratos y formularios
    • 8.2 En doctrina
Finalidad del ejercicio social

Su finalidad contable (cuentas anuales) y fiscal (devengos y pagos) se completa con las exigencias legales de información y decisión de los socios sobre los asuntos más importantes que afectan a la sociedad. Es un modo de facilitar todos los intereses en juego con una periodicidad concretada y límite: algo hay que hacer al menos una vez al año.

En cierta forma la expresión "ejercicio social" viene a ser y así se usa en la práctica como equivalente a ejercicio económico.

Innecesariedad de fijar la duración del ejercicio social

Los estatutos pueden no decir nada al respeto y el art. 26 Ley de Sociedades de Capital (LSC) resuelve el problema: termina el 31 de diciembre, lo que hace suponer que, salvo el primero, todo ejercicio social se inicia el 1 de enero y para las sociedades constituidas en fecha posterior su primer ejercicio comprenderá, aunque nada se diga expresamente, desde el inicio de sus operaciones sociales hasta el repetido 31 de diciembre.

Pero para las sociedades de responsabilidad limitada el art. 181 del Reglamento del Registro Mercantil (RRM) ordena que los estatutos habrán de contener la fecha de cierre del ejercicio social.

El Reglamento dice: «habrán de..» pero insistimos que el art. 24 LSC se limita a decir que salvo disposición contraria de los estatutos, las operaciones sociales darán comienzo en la fecha de otorgamiento de la escritura de constitución y que los estatutos no podrán fijar una fecha anterior a la del otorgamiento de la escritura, excepto en el supuesto de transformación y el art. 56 LSC (antes art.16 LSRL y art. 34 LSA (Ley de Sociedades Anónimas) (no modificado en este punto por la Ley 25/2.011, de 1 de agosto), no exige la constancia de la fecha del cierre del ejercicio social como requisito de validez).

Duración de un ejercicio social Regla general

Dice el art. 26 LSC que a falta de disposición estatutaria se entenderá que el ejercicio social termina el treinta y uno de diciembre de cada año.

Se faculta a los socios para fijar el cierre del ejercicio en forma distinta a la habitual o no decir nada al respecto.

Del precepto se deduce que la normalidad es que un ejercicio social se inicie el uno de enero de un año y acabe el 31 de enero del mismo año.

Y evidentemente el primer ejercicio tendrá la duración de un año si el inicio de las operaciones sociales de una sociedad constituida antes o el mismo día 1 de enero, se fija por los estatutos en el día primero de enero.

En lo demás casos en que la sociedad se constituye en cualquier otro día que no sea el uno de enero, los estatutos mayoritariamente excepcionan el primer ejercicio, en el sentido de que el ejercicio social se inicia el día de la constitución de la sociedad y acaba el 31 de diciembre del mismo año; en este cas hay un ejercicio de duración inferior a un año.

Ejercicios no coincidentes con un año Duración superior

No se admite que la duración de un ejercicio sea superior a un año; nada dice la Ley y en cierta forma se deduce ello de la expresión del art. 26 LSC que habla de 31 de diciembre de cada año.

En efecto, para las sociedades anónimas dice el art. 125 RRM que los estatutos fijarán la fecha de cierre del ejercicio social, cuya duración no podrá ser en ningún caso superior al año. A falta de disposición estatutaria, se entenderá que el ejercicio social termina el 31 de diciembre de cada año.

Que un ejercicio no puede superar un año de duración parece obvio e innecesario de mayor comentario, aunque no lo diga la Ley; lo imponen normas de contabilidad que deben cumplirse, y en el mismo sentido el art. 26 de la Ley del Impuesto de Sociedades (1. El período impositivo coincidirá con el ejercicio económico de la entidad.....3. El período impositivo no excederá de 12 meses.)

Pero que no puede exceder de un año debe tenerse en cuenta cuando se modifica el cierre del ejercicio social que por norma estatutaria no acababa el 31 de diciembre de un año y una modificación posterior desea fijar como fecha de cierre el 31 de diciembre (Supuesto que el ejercicio se iniciaba el 1 de septiembre...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS