Aumento de capital de una sociedad limitada compensando créditos

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

Una de las modalidades de ampliación de capital de una sociedad es el caso de aumento de capital compensando créditos.

Como dice la Resolución de la DGRN de 13 de junio de 2016 [j 1] desde el punto de vista jurídico la transformación de un crédito en capital supone que un acreedor de la sociedad va a mudar su posición jurídica deviniendo socio de la sociedad deudora, o aumentando su participación en el capital de la sociedad, y descargando el pasivo exigible de la misma. En definitiva, la supresión de una deuda de la sociedad sin que salga de la masa patrimonial bien alguno va a suponer un incremento del mismo patrimonio en igual medida que la deuda suprimida.

Contenido
  • 1 Requisitos
    • 1.1 1. Creación de nuevas participaciones
    • 1.2 2. Necesidad de informe
    • 1.3 3. Liquidez y exigibilidad del crédito
    • 1.4 3.- Consentimiento del titular del crédito
    • 1.5 4.- Mayoría
    • 1.6 5. Exigencias de la escritura
  • 2 Exclusión del derecho de preferencia de los socios
  • 3 Nota fiscal
  • 4 Aportación parte en dinero y parte compensando créditos
  • 5 Anteproyecto del Código Mercantil, (Mayo 2014)
  • 6 Referencias adicionales
    • 6.1 Modelo de escritura
    • 6.2 Modelo de certificación
    • 6.3 En doctrina
  • 7 Legislación básica
  • 8 Legislación citada
  • 9 Jurisprudencia y doctrina administrativa citadas
Requisitos 1. Creación de nuevas participaciones

En principio, todo aumento de capital podrá consistir en la creación de nuevas participaciones sociales o en la elevación del valor nominal de las ya existentes, pero, en el caso de una ampliación de capital compensando créditos procederá la creación de nuevas participaciones, ya que la Ley habla expresamente de «el número de participaciones sociales que hayan de crearse».

En este punto, el art. 301 de la Ley de Sociedades de Capital, (antes número 2 del artículo 74 de la LSRL), cuando el aumento del capital de la sociedad de responsabilidad limitada se realice por compensación de créditos, exige que éstos habrán de ser totalmente líquidos y exigibles.

Y según el número 3 del art. 199 del RRM:

3. Cuando el contravalor consista en la compensación de créditos contra la sociedad la escritura pública deberá expresar el nombre del acreedor, la fecha en que fue contraído el crédito, la declaración de que éste es completamente líquido y exigible y la declaración de que al tiempo de la convocatoria de la junta fue puesto a disposición de los socios el informe de los administradores, que se incorporará a la escritura que documente la ejecución del acuerdo.

La resolución de la DGRN de 9 de octubre de 2012 [j 2] insiste en el requisito de constancia de la fecha de constitución del crédito cuya compensación se configure como contravalor del aumento de capital.

2. Necesidad de informe

Para poder adoptar el acuerdo de aumento de capital compensando créditos,existe una exigencia especial, y ésta es que exista y se ponga a disposición de los socios un informe (no dice la Ley que ello deba constar en la convocatoria, como si fuere suficiente la previsión legal; lo más correcto será mencionar este derecho en la convocatoria); el informe deberá indicar la identidad del aportante, las participaciones a crear y la cuantía del aumento.

Parece evidente que si hay Junta General universal se podrá prescindir del informe escrito previo, pero debe haber un mínimo informe o declaración del órgano de administración sobre la liquidez, la exigibilidad y el vencimiento del crédito.

3. Liquidez y exigibilidad del crédito

Norma general:

Se requiere, además del informe, que el crédito sea líquido y exigible y como se ha dicho, la constancia de la fecha del mismo.

La Sentencia de Audiencia Provincial de Madrid de 19 de Octubre de 2006, [j 3] tras citar los preceptos legales, indica:

De esta normativa claramente se desprende que los créditos objeto de compensación han de corresponderse con exactitud con la contabilidad social, todo lo cual ha de ser puesto de manifiesto a los socios con la debida antelación. Por todo ello, si los créditos son de dudosa existencia y exigibilidad, se violentará con ello directamente el art. 74 de la LSRL - léase hoy art. 301 Ley de Sociedades de capital) - (como indicó la Sentencia de 09 de Junio de 2005 de Juzgados de lo Mercantil nº 1 de Pamplona/Iruña). [j 4]

En definitiva, si se discute la realidad del crédito, su exigibilidad, etc, estaremos ante una cuestión de hecho, a demostrar judicialmente, si la ampliación se impugnare. Cuestión distinta es querer discutir, sin éxito, si este tipo de ampliación de capital social puede estimarse anulable por perjudicar los intereses de la sociedad en beneficio de los socios mayoritarios, ya que, como dice la Sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona de 07 de Noviembre de 2007 [j 5] «en sí misma la ampliación de capital social, aunque lo sea para compensar créditos vencidos y exigibles, beneficia a la sociedad, pues la capitaliza».

Caso especial:

Hay que advertir que si la sociedad está en concurso y adopta el acuerdo de compensar créditos de sus deudores, a efectos del artículo 301.1 del de la Ley de Sociedades de Capital, se entenderá que los pasivos son líquidos, están vencidos y son exigibles (art. 100 de la Ley concursal).

3.- Consentimiento del titular del crédito

Es obvio. No puede la Junta General acordar un ampliación de capital mediante compensar el crédito de un socio que no esté de acuerdo con ello, ello es así por aplicación de las reglas generales, tanto mercantiles como civiles.

  • normas mercantiles: el aumento de capital compensando créditos, cualquiera que sea la naturaleza que quiera darse a esta aportación, es evidente que no puede entenderse realizada sin el consentimiento de su titular; así el art. 60 de la Ley de Sociedades de Capital exige que «toda aportación se entiende realizada a título de propiedad», derivándose de ello que estamos ante un contrato o negocio jurídico celebrado entre el socio acreedor y la sociedad, lo que nos lleva a afirmar que se exige el consentimiento del titular del bien o derecho aportado.
para compensar un crédito contra la sociedad y convertirlo en capital, tanto si ese crédito es del socio o de un tercero, es necesario el consentimiento del acreedor afectado por la compensación.

Y ello es así, como dice la Resolución de la DGRN de 12 de septiembre de 2017: [j 7] porque

la suscripción de las participaciones es un acto individual del socio con el que se perfecciona el negocio jurídico de aportación y con el que se obliga a su desembolso (artículo 312 de la Ley de Sociedades de Capital), de modo que no puede haber aumento sino existe acto de suscripción por el socio acreedor o por el acreedor no socio llamado a hacerlo (artículo 310 de la Ley de Sociedades de Capital).

De todo lo cual se deriva:

  • si hay junta universal: se exige el consentimiento del socio cuyo crédito se compensa.
  • si hay junta convocada y asiste el socio afectado: debe dar su consentimiento; si no asiste, no podrá la mayoría legalmente necesaria para todo aumento de capital decidir compensar crédito alguno, mientras no preste su consentimiento el socio referido.

En este punto la citada Resolución de la DGRN de 13 de junio de 2016 [j 8] afirma: para compensar un crédito contra la sociedad y convertirlo en capital, tanto si ese crédito es del socio o de un tercero, es necesario el consentimiento del acreedor afectado por la compensación, el cual deberá tener la necesaria capacidad para realizar el acto de transcendencia patrimonial que tal operación supone y, de carecer de la capacidad necesaria, será imprescindible el complemento exigible en Derecho. Pero no compete al registrador mercantil calificar la debida representación del socio que fuere incapaz; como dice la DG será responsabilidad del presidente comprobar debidamente, y conforme a derecho, si los socios que concurren representados lo están debidamente y, en caso de que en alguno de ellos concurra causa de incapacidad, si se ha dado cumplimiento a las normas legales que la regulan.

4.- Mayoría
  • Es el caso normal de todo aumento de capital: la letra a) del art. 199 de la Ley de Sociedades de Capital, (antes párrafo 1º del número 2 del art. 53 de la LSRL), exige para el aumento o la reducción del capital y cualquier otra modificación de los estatutos sociales el voto favorable de más de la mitad de los votos correspondientes a las participaciones en que se divida el capital social. Recordemos: más de la mitad, no basta con la mitad exacta.
  • Caso especial: aumento de capital por compensación de créditos de una sociedad en concurso. En este caso no se exige el voto favorable de más de la mitad de los votos (199.a de la LSC), sino la mayoría normal del art. 198...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS