Nombramiento como administrador de una sociedad a una persona jurídica

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

Una persona jurídica puede ejercer el cargo de administrador de una sociedad, sea administrador único, solidario, mancomunado o consejero, con ciertas particularidades.

Contenido
  • 1 Previsión legal
  • 2 Capacidad para ser administrador una persona jurídica
  • 3 Designación
  • 4 Aceptación de la persona física
  • 5 Inscripción del nombramiento
  • 6 Menciones legales a la figura del administrador persona jurídica
  • 7 Anteproyecto del Código Mercantil, (Mayo 2014)
  • 8 Recursos adicionales
    • 8.1 En contratos y formularios
    • 8.2 En doctrina
  • 9 Legislación básica
  • 10 Legislación citada
  • 11 Doctrina administrativa citada
Previsión legal

Regula el art. 143 Reglamento del Registro Mercantil (RRM) el nombramiento de administrador persona jurídica en los siguientes términos:

Nombramiento: en caso de administrador persona jurídica, no procederá la inscripción del nombramiento en tanto no conste la identidad de la persona física que aquélla haya designado como representante suyo para el ejercicio de las funciones propias del cargo.

Reelección: en caso de reelección del administrador persona jurídica, el representante anteriormente designado continuará en el ejercicio de las funciones propias del cargo, en tanto no se proceda expresamente a su sustitución.

Hay que insistir en que el administrador persona jurídica puede darse en todos las alternativas de administración: en el caso de administrador único, administradores solidarios, administradores mancomunados o Consejo de Administración. Por tanto, en el caso de varios administradores solidarios o mancomunados, cualquiera de ellos o todos pueden ser personas físicas o jurídicas; y en el seno del Consejo puede haber personas físicas y jurídicas, sin ninguna limitación (pudiendo ser todos los consejeros personas físicas o jurídicas o de ambas clases).

Puede verse:

1.- Formas de organizar la administración de una sociedad limitada

2.- Formas de organizar la administración de una sociedad anónima

Existe una excepción. Las sociedades limitadas Nueva Empresa no pueden designar administrador a una persona jurídica. En efecto el art. 448 de Ley de Sociedades de Capital (LSC), (antes art. 139 de Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada), regulando esta clase especial de sociedades, dispone que para ser nombrado administrador se requerirá la condición de socio.

Y el art. 437 LSC, (antes art. 133 LSRL) impide ser socio a las personas jurídicas, al decir que sólo podrán ser socios de la sociedad Nueva Empresa las personas físicas; luego nunca podrá ser administrador de la SLNE una persona jurídica.

Capacidad para ser administrador una persona jurídica
  • Puede ser nombrado Administrador cualquier persona jurídica: sociedad mercantil, asociación, fundación, etc., es decir toda entidad que tenga personalidad jurídica y no esté incursa en causa de incapacidad, de acuerdo con las normas estatales o autonómicas.
el art. 143 RRM debe ser entendido exclusivamente en el sentido de exigir la identificación de una sola persona física con facultades suficientes para el ejercicio estable de tales funciones, sea o no miembro del propio órgano de actuación externa de la persona jurídica Administradora.

Ahora, la Ley 25/2.011, de 1 de agosto ha añadido el art. 212.bis LSC según el cual en caso de ser nombrado administrador una persona jurídica, será necesario que ésta designe a una sola persona natural para el ejercicio permanente de las funciones propias del cargo y la revocación de su representante por la persona jurídica administradora no producirá efecto en tanto no designe a la persona que le sustituya

En conclusión: si se nombra administrador a una persona jurídica, ésta no puede nombrar como representantes a dos o más personas físicas, y por ello no podrá nombrarlas ordenando que actúen solidariamente o en forma mancomunada. Otra cosa será que el órgano de administración de la sociedad que ha nombrado administrador una persona jurídica funcione con un sistema de administradores solidarios, mancomunados o Consejo, de forma que la persona jurídica nombrada administrador sea uno o más de los administradores de la sociedad que le nombró.

Designación
  • La designación de la persona física corresponde al órgano competente de la sociedad nombrada; la discusión se centra en si corresponde al órgano de administración de la sociedad nombrada administradora o a su Junta general. Ha habido opiniones doctrinales, al respecto.

La resolución de la DGRN de 10 de julio de 2013 [j 2] llega a la conclusión que la competencia es del órgano de administración y no de la Junta; el argumento es que se trata de un acto de gestión que, además, supone el ejercicio del poder de representación de la sociedad frente a un tercero cual es la sociedad administrada. Queda, obviamente, siempre a salvo la posibilidad de que los estatutos de la sociedad nombrada administrador reserven la facultad de designación a la junta general, sin perjuicio, claro es, que esa limitación será ineficaz frente a terceros en aplicación de lo que establece en artículo art. 234.1.2 LSC y añade:

«no existe incluso inconveniente alguno a que el propio administrador único se designe a sí mismo como representante persona física, no apreciándose problemas de autocontratación

El juego de varias sociedades administradoras:

Se puede producir una situación especial, que soluciona la Resolución de la DGRN de 18 de mayo de 2016; [j 3] está claro para la DGRN que la designación de la persona física compete al órgano de administración de la persona jurídica administradora, pero ¿cual es la solución adecuada para designar la persona física que ejerce el cargo de administrador de una sociedad si ésta es administrada por una persona jurídica que a su vez es administrada por otra persona jurídica?; para intentar clarificar el supuesto, supongamos que la sociedad A es administradora única de la sociedad B y la sociedad B es la administradora única de la sociedad C; designar persona física para ejercer el cargo en la sociedad C compete al órgano de administración de la sociedad B, pero al ser administradora de B la persona jurídica A, corresponde el nombramiento al órgano de administración de A; si para mayor complicación resulta que a su vez la administración de A corresponde a una persona jurídica que ejerce el cargo a través una persona física X, es ésta persona física - quien actúa como administradora de A - la que debe adoptar el acuerdo de la sociedad B (que es la administradora de C) y quien puede certificar.

el respeto a los principios generales del sistema registral, y entre ellos el de necesidad --salvo en los casos expresamente exceptuados-- de titulación pública para la práctica de cualquier asiento en el Registro exige que la designación de la persona física que represente a la persona jurídica nombrada Administradora para el ejercicio de este cargo conste, a efectos de su inscripción, en escritura pública, excepto en los supuestos en que, por ser el designado miembro del órgano de administración, baste la certificación del correspondiente acuerdo, expedida por el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA