Traslado del domicilio de sociedad extranjera a España

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

Una sociedad de nacionalidad extranjera -es decir, constituida bajo una legislación no española- puede decidir su traslado a España, no al objeto de operar también en nuestro país, sino queriendo adquirir la nacionalidad española y acogerse a las normas españolas aplicables a las Sociedades de capital , sea una Sociedad de responsabilidad limitada , una Sociedad anónima o Sociedad comanditaria por acciones .

Contenido
  • 1 Supuestos
    • 1.1 Traslado sin disolución y liquidación
  • 2 Normativa
  • 3 Conclusiones
  • 4 Nota fiscal
  • 5 Anteproyecto del Código Mercantil, (Mayo 2014)
  • 6 Legislación básica
  • 7 Legislación citada
  • 8 Recursos adicionales
    • 8.1 En formularios
    • 8.2 En doctrina
  • 9 Doctrina administrativa citada
Supuestos
  • Que el traslado a España de una sociedad integrada en un país de la Unión Europea no exija disolución y liquidación; en este caso simplemente la sociedad ha de adoptar el acuerdo conforme a sus estatutos y legislación.
  • Que haya disolución y liquidación y se cree una nueva directamente en España, aplicando todas las normas españolas que son necesarias para constituir una sociedad, sin perjuicio de que los socios fundadores puedan ser extranjeros no residentes, con poderes otorgados en otro país, etc..

Traslado sin disolución y liquidación

En el supuesto de que no proceda disolución y liquidación, la sociedad va a conservar su personalidad, pero varía su nacionalidad, al adoptar el pertinente acuerdo.

El acuerdo ha de elevarse a público en escritura otorgada ante Notario español, junto con certificación literal de los datos de la sociedad que figuran en el Registro Mercantil del país extranjero bajo cuya legislación se constituyó la sociedad, debiendo el Notario tener a la vista toda la documentación necesaria.

El Registrador puede exigir más datos sobre los títulos que sirvieron a la inscripción en el país extranjero.

Normativa

El traslado, pues, no afecta a la personalidad de la sociedad, pero:

  • en todo caso, deben cumplirse los requisitos para su constitución: certificación de denominación, capital mínimo según la clase de sociedad, estatutos que cumplan la normativa española. Por ello entiendo que no basta adoptar el acuerdo de traslado, sino hacer una nueva redacción de los estatutos sociales para cumplir las normas españolas (como si se reconstituyera).
  • si el país donde estaba domiciliada la sociedad no forma parte del Espacio Económico Europeo debe justificar con informe de experto independiente que su patrimonio neto cubre la cifra del capital social exigido por el Derecho español. Determinar si un Estado forma o no parte del Espacio indicado resultará de los Tratados y en caso de duda, como el supuesto que trata la Resolución de la DGRN de 14 de marzo de 2014 [j 1] sobre si Gibraltar forma o no parte de dicho Espacio, salvo conocimiento del registrado, exige la prueba del derecho extranjero.
  • El artículo 309 del Reglamento del Registro Mercantil (RRM) trata el supuesto del empresario o entidad extranjera inscribible con arreglo a la legislación española que traslada su domicilio a territorio nacional diciendo que se harán constar en la primera inscripción todos los actos y circunstancias que sean de consignación obligatoria conforme a la normativa española y se hallen vigentes en el Registro extranjero. Dicha inscripción se practicará en virtud de certificación literal o traslado de la hoja o expediente del Registro...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA