Trámites posteriores a la constitución de sociedad limitada

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

Una vez constituida una sociedad, es decir, otorgada la escritura fundacional, se inicia el camino para su inscripción en el Registro Mercantil.

Contenido
  • 1 Norma general
  • 2 Trámites
    • 2.1 Autoliquidación
    • 2.2 Remisión de la escritura de constitución
      • 2.2.1 Modalidades de inscripción
    • 2.3 Publicación en el BORME
  • 3 Anteproyecto del Código Mercantil, (Mayo 2014)
  • 4 Legislación básica
  • 5 Legislación citada
  • 6 Doctrina administrativa citada
  • 7 Recursos adicionales
    • 7.1 Contratos y formularios
    • 7.2 En doctrina
Norma general

Para la inscripción en el Registro Mercantil de la sociedad existían, tradicionalmente, dos fases: la liquidación del impuesto y la presentación en el Registro Mercantil.

Según el art. 31 de la Ley de Sociedades de Capital (LSC) los socios fundadores y los administradores de la sociedad son quienes tienen las facultades necesarias para la presentación de la escritura de constitución en el Registro Mercantil y, en su caso, en los de la Propiedad y de Bienes Muebles, así como para solicitar o practicar la liquidación y hacer el pago de los impuestos y gastos correspondientes.

Ahora bien una cosa es legitimar para unos determinados trámites y otra cosa es obligar, que es lo que hace el art. 32 , al imponer a los socios fundadores y a los administradores el deber de presentar a inscripción en el Registro Mercantil la escritura de constitución en el plazo de dos meses desde la fecha del otorgamiento, haciéndoles responsables solidarios de los daños y perjuicios que causaren por el incumplimiento de esta obligación.

Trámites Autoliquidación

El art 32.2 LSC dispone que la inscripción de la escritura de constitución y de todos los demás actos relativos a la sociedad podrán practicarse previa justificación de que ha sido solicitada o realizada la liquidación de los impuestos correspondientes al acto inscribible.

Por lo que se refiere a la constitución (como a otros supuestos como la ampliación de capital) la resolución de la Dirección General de Registros y del Notariado (DGRN) de 15 de junio de 2011, [j 1] recordando ya otras, insistió en que no se exigía para poder inscribir la constitución de cualquier sociedad de capital la previa autoliquidación que la declarare exenta; dijo así la DGRN:

en atención a la exención aplicable a la constitución de sociedades mercantiles por aplicación del artículo 3 del Real Decreto-Ley 13/2010, siguiendo la doctrina ya consolidada en otros ámbitos y en consonancia con los fines de agilización y reducción de cargas administrativas de este último, debe concluirse que para la calificación e inscripción de sociedades de capital en el Registro Mercantil no será necesaria la presentación del documento de autoliquidación con alegación de la exención.

Pero cosa distinta era que para poder gozar de los beneficios de exención de las tasas de publicación en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME) la sociedad debía ser una de las citadas en los arts. 5.1 y 5.2 de Real Decreto-ley 13/2010 (tipo social, capital social, socios personas físicas, estructura del órgano de administración y, en su caso, incorporación de Estatutos-tipo), pues, como dijo la DGRN sólo para tales sociedades se establece que la publicación en el «Boletín Oficial del Registro Mercantil» «estará exenta del pago de tasas» -cfr. letra f) del referido apartado Uno.-

Atención: este criterio ha sido modificado o si se prefiere aclarado por la DGRN; la resolución de 26 de enero de 2012, [j 2] refiriéndose a aquellas Comunidades que tengan una norma especial que exija sea ésta la que declare la exención, dice:

este Centro Directivo, en ejercicio de sus competencias de ámbito estatal, y para el supuesto en que los órganos tributarios competentes hubieran dictado normas específicas de actuación con relación a la liquidación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados –incluida su modalidad de operaciones societarias- que exija cómo única forma de acreditación del pago, o exención del impuesto, la nota justificativa de la presentación ante los órganos de la Administración Tributaria, considera que los registradores mercantiles deberán comprobar tal presentación, de conformidad con la normativa general, y sin perjuicio del sistema de notificaciones previsto en la Instrucción de 18 de mayo de 2011.

En consecuencia, se pueden dar los siguientes casos:

1º. Constituciones en papel: Están sujetas a justificación de presentación a liquidación sin excepción alguna, aunque estén exentas.

2º. Constituciones telemáticas en CCAA en que no exista una norma especial imponiendo el cierre registral por falta de presentación en la Oficina Liquidadora competente: No están sujetas a presentación previa y sí a comunicación a posteriori a la CCAA.

3º. Constituciones telemáticas en CCAA...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA