Separación y exclusión de socios de una sociedad limitada

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

La separación y la exclusión de socios responden a las exigencias de dos importantes principios que el legislador tiene en cuenta al regular las sociedades: la protección de los derechos del socio y la protección de los acreedores.

Contenido
  • 1 Nota
  • 2 Marco legal
  • 3 Separación del socio
    • 3.1 Concepto
    • 3.2 Legitimación para ejercer el derecho de separación
    • 3.3 Causas de separación
      • 3.3.1 Causas legales
      • 3.3.2 Las causas convencionales
    • 3.4 Subsistencia del derecho de separación
    • 3.5 El derecho de los acreedores
    • 3.6 Procedimiento
    • 3.7 La inscripción
    • 3.8 Valoración de las participaciones
    • 3.9 Pago o reembolso de las participaciones
    • 3.10 La subsiguiente reducción de capital
  • 4 Exclusión de socios
    • 4.1 Causas de exclusión
    • 4.2 Procedimiento de exclusión de un socio
    • 4.3 Efectos de la exclusión
  • 5 Normas comunes a la separación y a la exclusión de socios
  • 6 Legislación básica
  • 7 Legislación citada
  • 8 Recursos adicionales
    • 8.1 En contratos y formularios
    • 8.2 En doctrina
  • 9 Jurisprudencia y doctrina administrativa citadas
Nota

Debido al Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, el presente tema está afectado por el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, ya que dispuso: «Aunque concurra causa legal o estatutaria, en las sociedades de capital los socios no podrán ejercitar el derecho de separación hasta que finalice el estado de alarma y las prórrogas del mismo que, en su caso, se acuerden.»

Y el Real Decreto-ley 25/2020, de 3 de julio, de medidas urgentes para apoyar la reactivación económica y el empleo modifica el Decreto anterior añadiendo un párrafo al artículo 40 de dicho Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo con la siguiente redacción:

«8. Aunque concurra causa legal o estatutaria, en las sociedades de capital los socios no podrán ejercitar el derecho de separación hasta que finalice el estado de alarma y las prórrogas del mismo que, en su caso, se acuerden.
No obstante, el derecho de separación previsto en los apartados 1 y 4 del artículo 348 bis del texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, se suspende hasta el 31 de diciembre de 2020.»
Marco legal

Una de las manifestaciones más relevantes del principio de protección al socio es el llamado derecho de separación, derecho que la ley le concede cuando la sociedad adopta determinados acuerdos que el socio considera que le perjudican o, simplemente, rompen las reglas de juego que le animaron a ser socio (en la fundación o con posterioridad a su constitución).

Pero, el lado opuesto a lo indicado es el derecho de la sociedad a excluir, a expulsar a un socio.

Las consecuencias serán similares: hay que pagar al socio separado o excluido y, en ambos casos, ello exige una correcta valoración de la participación del socio que deja de serlo, acabando el proceso con una reducción de capital, excepto que la sociedad acuerde la adquisición de las participaciones afectadas (que también podrá acabar con la reducción impuesta por la Ley, como se verá).

Separación del socio Concepto

Separarse quiere decir dejar de ser socio, y ello exige que se abone al socio que se separa el valor de sus participaciones, sea porque se acuerde adquirirlas o se acuerde reducir el capital social.

Puede verse: Reducción de capital de una sociedad limitada como consecuencia de separación o exclusión de socios

La sentencia del Tribunal Supremo de 10 de marzo de 2011 [j 1] dice:

Como peculiar fórmula de tutela de la minoría frente a la capacidad de los capitales de dominio para imponer por el juego de las mayorías y sin necesidad de pacto con los minoritarios, la modificación del objeto social, nuestro sistema autoriza a los disidentes a romper el vínculo con quiebra de la regla de irreversibilidad de la inversión y del principio de integridad del patrimonio de la sociedad, ...

Podemos afirmar que la separación de un socio en una sociedad capitalista es un supuesto excepcional y reglado, dado el principio de estabilidad del capital social – que impide a los socios la desinversión y rescate de su aportación (lo que es distinto de que el socio transmita sus participaciones sociales y por ello deje de ser socio).

Legitimación para ejercer el derecho de separación

Según los casos, hay unos supuestos en que únicamente pueden ejercer el derecho de separación los que votaron en contra del acuerdo (como el acuerdo de fusión transfronteriza no consentida); en otros, (como los casos que cita el art. 346 de la Ley de Sociedades de Capital (LSC)) todos los que no votaron a favor.

No es lo mismo votar en contra que no votar a favor, ya que en este segundo caso (no votar a favor) tiene derecho a la separación no sólo quien se opuso, sino también quien se abstuvo, quien no asistió, quien asistió y se retiró antes de la votación, quien es titular de participaciones sin voto o quien no fue admitido a la Junta o se le privó ilegalmente del derecho de voto.

En todos estos casos, el socio puede “conformarse” con el acuerdo adoptado por la mayoría legal o ir más allá: separarse y cobrar el valor de su participación social y, por ello, no mantener su condición de socio, al considerar que se han alterado los presupuestos que le decidieron a ser socio.

Causas de separación

Las causas que dan derecho al socio a ejercer el derecho de separación pueden ser legales o convencionales, debiendo advertir que, como señala la SJMer nº 2 39/2018, 6 de Febrero de 2018, de Murcia, [j 2] no hay ningún otro supuesto distinto de que los que se indicarán que puedan dar lugar a la creación de una nueva causa de separación del socio ajena al sistema de "numerus clausus" que la ley establece.

Causas legales

Supuestos que conceden este derecho de separación a los socios que no han votado a favor (sea voto en contra, sea voto nulo, sea socio asistente que no vota, o sea socio que no asiste y por ello no ha votado a favor) o son socios sin voto:

a).- Los casos que cita el art. 346 LSC en su apartado 1, son:

  • La prórroga de la sociedad,
  • La reactivación de la sociedad y
  • La creación modificación o extinción anticipada de la obligación de realizar prestaciones accesorias, salvo disposición contraria de los estatutos.

Respecto a sustitución o modificación sustancial del objeto social: es el primer caso que menciona el art. 346 LSC, (antes art. 147 de la Ley de Sociedades Anónimas), y según la redacción dada por la Ley 25/2011, de 1 de agosto de modificación de la LSC; la redacción originaria de este artículo hablaba sólo de sustitución del objeto social; pues bien, los socios que no hayan votado a favor del acuerdo y los socios sin voto tendrán el derecho de separarse de la sociedad. Es un supuesto razonable, pero que creará problemas de interpretación al tratar de determinar cuando estaremos ante una modificación sustancial, lo que tendrá su importancia cuando el acuerdo no se adopte en junta universal y por unanimidad.

Para la Resolución de la DGRN de 28 de febrero de 2019, [j 3] la introducción en el objeto social de actividades referidas a realidades económicas y jurídicas distintas de las que hasta entonces han regido la vida social es una modificación sustancial del objeto social y, por tanto, en tal caso, existe el derecho de separación a quienes no votaron a favor y a los socios sin derecho de voto.

b.-Modificación del régimen de transmisión de participaciones.

El art. 346 LSC, en su apartado 2, dice:

En las sociedades de responsabilidad limitada tendrán, además, derecho a separarse de la sociedad los socios que no hubieran votado a favor del acuerdo de modificación del régimen de transmisión de las participaciones sociales.

A las restricciones sobre la transmisión de participaciones sociales se refiere el 108 de la Ley de Sociedades de Capital (antes art. 30 de la LSRL), que permite eliminar el «ejercicio del derecho de separación, durante un período de tiempo no superior a cinco años a contar desde la constitución de la sociedad, o para las participaciones procedentes de una ampliación de capital, desde el otorgamiento de la escritura pública de su ejecución».

La Resolución de la DGRN de 4 de julio de 2018 [j 4] afirma que un aumento de los supuestos de libre transmisibilidad de las participaciones (aunque sea a favor de ascendientes no admitido antes en los estatutos) tiene entidad suficiente para que entre en juego el derecho de separación de los socios , y la alegación de un abuso del derecho debe dilucidarse en sede judicial.

c.- Transformación y traslado del domicilio al extranjero:

El {{leg|218326889|art. 346 LSC en su apartado 3,|art=346.3} dice:

3. En los casos de transformación de la sociedad y de traslado de domicilio al extranjero los socios tendrán derecho de separación en los términos establecidos en la Ley 3/2009, de 3 de abril, sobre modificaciones estructurales de las sociedades mercantiles.

c.1. Transformación:

Citada esta causa de separación en el art. 346 LSC y en el art. 15 de la ley 3/2009 de 3 de abril de modificaciones estructurales: En todos los casos de transformación de una sociedad, los socios que no hayan votado en favor del acuerdo podrán separarse; plazo para el ejercicio del derecho: un mes: desde la publicación en el Borme o desde la recepción de la pertinente comunicación a que se refiere el art. 348 de la Ley de Sociedades de Capital.

El art. 15 de la Ley 3/2009, de 3 de abril «sobre modificaciones estructurales de las sociedades mercantiles» dice que los socios que no hubieran votado a favor del acuerdo podrán separarse de la sociedad que se transforma, conforme a lo dispuesto para las sociedades de responsabilidad limitada».

Y el art. 36 LSC...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA