Reducción de capital de una sociedad limitada como consecuencia de separación o exclusión de socios

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

La reducción de capital cuando ha habido una separación o exclusión de algún socio, en los casos previstos en la Ley, es una consecuencia lógica de la necesidad de satisfacer al socio separado o excluido el valor de sus participaciones.

Es una modalidad más de reducción de capital aplicable a las sociedades limitadas que no está citada expresamente en el artículo 317 de Ley de Sociedades de Capital(LSC), (antes art. 79 de la Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada).

Contenido
  • 1 Causas de esta reducción
    • 1.1 Derecho de separación por voluntad del socio
    • 1.2 Exclusión de un socio por imposición de la sociedad
  • 2 La reducción de capital por separación o exclusión del socio
    • 2.1 Valoración de la participación
    • 2.2 El pago al socio
    • 2.3 Adquisición de las participaciones y escritura
    • 2.4 El derecho de los acreedores
  • 3 La responsabilidad del socio separado o excluido
  • 4 Requisitos especiales de la escritura
  • 5 Subsistencia del derecho de separación
  • 6 Anteproyecto del Código Mercantil, (Mayo 2014)
  • 7 Legislación básica
  • 8 Legislación citada
  • 9 Recursos adicionales
    • 9.1 En contratos y formularios
    • 9.2 En doctrina
  • 10 Jurisprudencia citada
Causas de esta reducción

Las causas de esta reducción son dos: el ejercicio por los socios del derecho de separación y la exclusión de socios. Así, se trata de supuestos en los que los socios dejan de serlo, sea por su voluntad (ejercitando el derecho de separación -cuando lo tengan-) o por imposición de la sociedad (exclusión del socio).

Derecho de separación por voluntad del socio

Según el art. 346 LSC, (antes art. 147 LSA), con la redacción dada por la Ley 25/2.011, de 1 de agosto de modificación de la LSC - en vigor el 2 de octubre de 2.011-, cuando la modificación de los estatutos sociales consista en la sustitución o modificación sustancial del objeto social (la redacción originaria de este art. hablaba sólo de sustitución del objeto social) los accionistas que no hayan votado a favor del acuerdo y los accionistas sin voto tendrán el derecho de separarse de la sociedad.

La citada Ley 25/2.011, de 1 de agosto añadió otra causa de separación, creando el art. 348 bis con nueva redacción dada ahora por la Ley 11/2018, de 28 de diciembre por la que se modifica el Código de Comercio, el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, y la Ley 22/2015, de 20 de julio, de Auditoría de Cuentas, en materia de información no financiera y diversidad, que dice:

3Derecho de separación en caso de falta de distribución de dividendos.
1.Salvo disposición contraria de los estatutos, transcurrido el quinto ejercicio contado desde la inscripción en el Registro Mercantil de la sociedad, el socio que hubiera hecho constar en el acta su protesta por la insuficiencia de los dividendos reconocidos tendrá derecho de separación en el caso de que la junta general no acordara la distribución como dividendo de, al menos, el veinticinco por ciento de los beneficios obtenidos durante el ejercicio anterior que sean legalmente distribuibles siempre que se hayan obtenido beneficios durante los tres ejercicios anteriores. Sin embargo, aun cuando se produzca la anterior circunstancia, el derecho de separación no surgirá si el total de los dividendos distribuidos durante los últimos cinco años equivale, por lo menos, al veinticinco por ciento de los beneficios legalmente distribuibles registrados en dicho periodo.
Lo dispuesto en el párrafo anterior se entenderá sin perjuicio del ejercicio de las acciones de impugnación de acuerdos sociales y de responsabilidad que pudieran corresponder.
2. Para la supresión o modificación de la causa de separación a que se refiere el apartado anterior, será necesario el consentimiento de todos los socios, salvo que se reconozca el derecho a separarse de la sociedad al socio que no hubiera votado a favor de tal acuerdo.
3. El plazo para el ejercicio del derecho de separación será de un mes a contar desde la fecha en que se hubiera celebrado la junta general ordinaria de socios.
4. Cuando la sociedad estuviere obligada a formular cuentas consolidadas, deberá reconocerse el mismo derecho de separación al socio de la dominante, aunque no se diere el requisito establecido en el párrafo primero de este artículo, si la junta general de la citada sociedad no acordara la distribución como dividendo de al menos el veinticinco por ciento de los resultados positivos consolidados atribuidos a la sociedad dominante del ejercicio anterior, siempre que sean legalmente distribuibles y, además, se hubieran obtenido resultados positivos consolidados atribuidos a la sociedad dominante durante los tres ejercicios anteriores.
5. Lo dispuesto en este artículo no será de aplicación en los siguientes supuestos:
a) Cuando se trate de sociedades cotizadas o sociedades cuyas acciones estén admitidas a negociación en un sistema multilateral de negociación.
b) Cuando la sociedad se encuentre en concurso.
c) Cuando, al amparo de la legislación concursal, la sociedad haya puesto en conocimiento del juzgado competente para la declaración de su concurso la iniciación de negociaciones para alcanzar un acuerdo de refinanciación o para obtener adhesiones a una propuesta anticipada de convenio, o cuando se haya comunicado a dicho juzgado la apertura de negociaciones para alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos.
d) Cuando la sociedad haya alcanzado un acuerdo de refinanciación que satisfaga las condiciones de irrescindibilidad fijadas en la legislación concursal.
e) Cuando se trate de Sociedades Anónimas Deportivas.

Este precepto - en su redacción anterior - entró en vigor el 2 de octubre de 2011, pero fue suspendido por:

Ahora, el Real Decreto-ley 19/2018, de 23 de noviembre, de servicios de pago y otras medidas urgentes en materia financiera ha añadido la Disposición adicional undécima a la LSC que dice:

Derecho de separación en instituciones financieras.
No resultará de aplicación el artículo 348 bis de esta ley a las entidades de crédito; a los establecimientos financieros de crédito; a las empresas de servicios de inversión a las que les resulte de aplicación el Reglamento (UE) n.º 575/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de junio de 2013, sobre los requisitos prudenciales de las entidades de crédito y las empresas de inversión, y por el que se modifica el Reglamento (UE) n.º 648/2012; a las entidades de pago, y a las entidades de dinero electrónico.

Para las sociedades profesionales, el art. 13 de la LSP concede a los socios profesionales un derecho de separación que depende de que la sociedad esté constituida por tiempo indefinido o determinado, al decir:

  • Los socios profesionales podrán separarse de la sociedad constituida por tiempo indefinido en cualquier momento. El ejercicio del derecho de separación habrá de ejercitarse de conformidad con las exigencias de la buena fe, siendo eficaz desde el momento en que se notifique a la sociedad.
  • Si la sociedad se ha constituido por tiempo determinado, los socios profesionales sólo podrán separarse, además de en los supuestos previstos en la legislación mercantil para la forma societaria de que se trate, en los supuestos previstos en el contrato social o cuando concurra justa causa.

La Sentencia nº 186/2014 de TS, Sala 1ª, de lo Civil, 14 de Abril de 2014 [j 1] destaca que el derecho de separación se hace efectivo desde que se comunica a la sociedad, de forma que para fijar el valor de la participación o acción del socio se tenga en cuenta que se trata de una sociedad en funcionamiento; pero si el ejercicio de este derecho da lugar a la disolución, (por ejemplo, por dejar de haber socios profesionales para ejercer una de las actividades de la sociedad) el reembolso de la cuota de liquidación que corresponde al socio que se separa debe realizarse teniendo en cuenta circunstancia. Esto es, el valor de sus participaciones debe realizarse teniendo en cuenta la liquidación de la compañía y se corresponderá con la cuota de liquidación que le corresponda en función de la proporción de su participación en el capital social.

Exclusión de un socio por imposición de la sociedad

Para el examen de las reglas generales aplicables a toda reducción de capital:

Puede verse Requisitos generales de reducción de capital de una sociedad limitada

Y para el estudio de las causas del derecho de separación o exclusión:

Puede verse: Separación y exclusión de socios de una sociedad limitada

La reducción de capital por separación o exclusión del socio

Si se produce el derecho de separación o la exclusión de un socio procederá la reducción de capital. Ello dará lugar, en ambos casos, a la necesidad de valorar la participación, pagar al socio, otorgar la pertinente escritura, adoptar alguna de las soluciones que el legislador ha previsto, sin olvidar el derecho de los acreedores.

Valoración de la participación

Según la redacción inicial del art. 353 de la LSC, (antes art. 100 LSRL), a falta de acuerdo entre la sociedad y el socio sobre el valor razonable de las participaciones sociales o de las acciones, o sobre la persona o personas que hayan de valorarlas y el procedimiento a seguir para su valoración, debían ser valoradas por un auditor de cuentas distinto al de la sociedad, designado por el registrador mercantil del domicilio social a solicitud de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA