La prestación de servicios por el administrador de una sociedad limitada

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

El cargo de administrador podrá ser gratuito o retribuido.

Para la previsión estatutaria puede verse:

a).- Retribución del administrador de una sociedad limitada

b).- Retribución del administrador de una sociedad anónima

Pero, además, el administrador puede realizar prestaciones de servicios distintas a las que conlleva su cargo, pudiendo percibir cantidades a cargo de la sociedad, en efectivo o incluso bienes, y por muy distintos conceptos.

Así, puede tener un contrato laboral de alta dirección, puede ser autónomo que factura a la sociedad, puede ser socio con una determinada participación (exclusiva de él o junto con sus allegados) que dé lugar a la situación de vinculación con la sociedad, etc.

Sólo en sede de sociedades limitadas - no en anónimas - hay normas especiales sobre este punto:

Contenido
  • 1 Regulación
  • 2 Temas extrasocietarios
  • 3 Anteproyecto del Código Mercantil, (Mayo 2014)
  • 4 Legislación básica
  • 5 Referencias adicionales
    • 5.1 En doctrina
  • 6 Jurisprudencia citada
Regulación

Dice el art. 220 del Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital (LSC), (antes art. 67 de la Ley 2/1995, de 23 de marzo, de Sociedades de Responsabilidad Limitada), refiriéndose a la sociedad de responsabilidad limitada , que el establecimiento o la modificación de cualquier clase de relaciones de prestación de servicios o de obra entre la sociedad y uno o varios de sus administradores requerirán acuerdo de la Junta General .

Es decir, cualquier prestación de servicios distinto del cargo de administrador, del tipo que sea, exige un acuerdo de la Junta General; pero a veces es difícil diferenciar ambos supuestos: cargo de administrador y servicios prestados por el administrador.

Con gran calidad lo expresa la Sentencia de Audiencia Provincial (SAP) de Zaragoza de 11 de Enero de 2008, [j 1] al analizar la situación concreta de dos consejeros, uno que no realiza actividades que no sean las propias de un administrador social, caso en el que no hay "ajenidad" respecto a la sociedad y otro consejero a quien precisamente por su experiencia de año en la empresa se le nombra consejero, siguiendo desempeñando su trabajo anterior. Destaca esta Sentencia que no se discute doctrinalmente sobre la compatibilidad del ejercicio del cargo de administrador social y de trabajador de la sociedad o servicios de alta gerencia, pero advierte que esa compatibilidad abstracta plantea en la práctica importantes problemas de deslinde En muchas ocasiones, dice esta Sentencia, se solapan y coinciden las funciones que corresponden como administrador social y como empleado laboral o, en mayor medida, como contratado especial de "Alta dirección". Lo que obliga a calificar jurídicamente la situación de ese administrador social de forma razonable, sin duplicar conceptos para una misma función.

Del artículo 220 de la LSC antes citado resulta:

  • Que estamos ante el caso de prestación de servicios o de obra; por tanto, no se incluye en el precepto otros contratos, como pueda ser una compra que un administrador solidario, actuando como a tal, celebre con otro administrador que actúe en nombre propio.
  • Que no cabe una norma estatutaria que lo autorice genéricamente; cada caso habrá de ser decidido por la Junta General.
  • Que el acuerdo de la Junta es necesario para establecer la relación (civil,...

Para continuar leyendo

REGÍSTRATE GRATIS