Modificaciones estructurales

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

Se denominan modificaciones estructurales aquellos cambios fundamentales de organización y funcionamiento que puede experimentar una sociedad mercantil, caracterizados por su trascendencia económica o por el cambio organizativo de la empresa. En definitiva, son modificaciones de la configuración original del tipo social.-

Contenido
  • 1 Terminología
  • 2 Normativa aplicable
  • 3 Supuestos de modificaciones estructurales
    • 3.1 Transformación
    • 3.2 Fusión
      • 3.2.1 Modalidades
      • 3.2.2 Requisitos y efectos de la fusión
    • 3.3 Escisión
      • 3.3.1 Modalidades
      • 3.3.2 Efectos
    • 3.4 Cesión global del activo y pasivo
    • 3.5 Traslado internacional del domicilio social
  • 4 Recursos adicionales
    • 4.1 En contratos y formularios
    • 4.2 En doctrina
  • 5 Legislación básica
  • 6 Legislación citada
  • 7 Doctrina administrativa citada
Terminología

La expresión "modificación estructural", que no existía legalmente, fue utilizada por la doctrina y consagrada primero por la Dirección General de los Registros y del Notariado (DGRN) y más tarde por la Ley 3/2009, de 3 de abril que se titula expresamente «sobre modificaciones estructurales de las sociedades mercantiles».

Aunque las operaciones societarias que tengan el carácter de modificación estructural se dan normalmente en las sociedades de capital, la Exposición de Motivos de la la Ley que las regula dice que se trata de una ley general mercantil, aplicable a cualquier sociedad de esta naturaleza, con independencia de la forma o del tipo social, salvo que expresamente se establezca lo contrario, como acontece al ocuparse de las fusiones transfronterizas intracomunitarias.

Normativa aplicable

Las modificaciones estructurales de toda sociedad, como se ha dicho, están reguladas por la citada Ley 3/2009, de 3 de abril, sobre modificaciones estructurales de las sociedades mercantiles (LMESM), modificada por Real Decreto-Ley 9/2012, de 16 de marzo, de simplificación de las obligaciones de información, documentación de fusiones y escisiones de sociedades de capital, ahora, con algún cambio, recogidas las modificaciones en la Ley 1/2012, de 22 de junio, de simplificación de las obligaciones de información y documentación de fusiones y escisiones de sociedades de capital.

Naturalmente, en el ámbito de las sociedades de capital se aplica el Real Decreto legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el Texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital (LSC) en orden a quórum y mayorías – art. 201 LSC y art.194 LSC, (antes art. 103 de la Ley de Sociedades Anónimas), advirtiendo que la Ley 31/2014, de 3 de diciembre, por la que se modifica la Ley de Sociedades de Capital para la mejora del gobierno corporativo ha dado nueva redacción al art. 201 de la LSC que dice:

«Para la adopción de los acuerdos a que se refiere el artículo 194, si el capital presente o representado supera el cincuenta por ciento bastará con que el acuerdo se adopte por mayoría absoluta. Sin embargo, se requerirá el voto favorable de los dos tercios del capital presente o representado en la junta cuando en segunda convocatoria concurran accionistas que representen el veinticinco por ciento o más del capital suscrito con derecho de voto sin alcanzar el cincuenta por ciento.»

Asimismo, por lo que respecta al tema laboral, todo lo previsto en la LMESM se entiende sin perjuicio de los derechos de información y consulta de los trabajadores previstos en la legislación laboral y en el supuesto de que las modificaciones estructurales reguladas en dicha ley comporten un cambio en la titularidad de la empresa, de un centro de trabajo o de una unidad productiva autónoma, serán de aplicación las previsiones recogidas en el artículo 44 del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

Supuestos de modificaciones estructurales

Con la expresión "modificación estructural" se hace referencia a las siguientes situaciones: la transformación, la fusión, la escisión, la cesión global de activo y pasivo y el traslado internacional del domicilio social.

Transformación

En virtud de la transformación una sociedad adopta un tipo social distinto, conservando su personalidad jurídica (art. 3 LMESM).

Son muchos los supuestos que pueden darse.

El legislador ha previsto los siguientes:

  • Una sociedad mercantil inscrita podrá transformarse en cualquier otro tipo de sociedad mercantil.
  • Una sociedad mercantil inscrita, así como una agrupación europea de interés económico, podrán transformarse en agrupación de interés económico. Igualmente una agrupación de interés económico podrá transformarse en cualquier tipo de sociedad mercantil y en agrupación europea de interés económico.
  • Una sociedad civil podrá transformarse en cualquier tipo de sociedad mercantil.
  • Una sociedad anónima podrá transformarse en sociedad anónima europea. Igualmente una sociedad anónima europea podrá transformarse en sociedad anónima.
  • Una sociedad cooperativa podrá transformarse en sociedad mercantil, y una sociedad mercantil inscrita en sociedad cooperativa.
  • Una sociedad cooperativa podrá transformarse en sociedad cooperativa europea y una sociedad cooperativa europea podrá transformarse en sociedad cooperativa.
  • Una sociedad en liquidación podrá transformarse siempre que no haya comenzado la distribución de su patrimonio entre los socios.

Se venía afirmando que no podía transformarse una sociedad limitada en sociedad civil al ser un supuesto no previsto en la Ley de modificaciones estructurales. Pero la Resolución de la DGRN de 26 de abril de 2016 [j 1] defiende la posición contraria: una sociedad mercantil puede transformarse en sociedad civil, cuando civil sea su objeto, en especial si es profesional. Los argumentos que da la DGRN son varios: en primer lugar: a) no hay causa que justifique un trato diferente a la admitida transformación de sociedad civil en sociedad limitada; b) las consecuencias indeseables a las que conduciría la exclusión de la posibilidad de transformación de sociedades limitadas en sociedades civiles, pues una sociedad limitada puede transformarse en cooperativa, y una cooperativa transformarse en civil; en segundo lugar, la transformación, como cualquier acto de modificación del entramado social, al amparo del principio de la autonomía de la voluntad que rige en nuestro Derecho es posible, toda vez que no se contrarían los límites que para aquel principio, marca con precisión el artículo 1255 del Código Civil. Conclusión: es viable si es convenida por todas las partes del contrato social (artículos 1255 y 1256 del Código Civil, lo que se traduce en un acuerdo unánime de los socios.

Cuando estemos ante una transformación de sociedades anónimas en sociedades anónimas europeas y viceversa se estará a o dispuesto en el Reglamento (CE) número 2157/2001 y a las normas que lo desarrollan, y a lo dispuesto en la Ley 31/2006, de 18 de octubre, sobre implicación de los trabajadores en las sociedades anónimas y cooperativas europeas.

F ...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA