Fusión por absorción de sociedad participada

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

La fusión de sociedades tiene reglas especiales cuando una de las sociedades que interviene en la fusión está íntegramente participada por otra.

Contenido
  • 1 Reglas generales de la fusión
  • 2 Supuestos de Sociedad Participada
    • 2.1 Sociedad absorbente titular de todas las participaciones o acciones de la sociedad absorbida
    • 2.2 Sociedad absorbente titular en forma directa de más del 90% de la/s sociedad/es absorbida/s, sin llegar al 100%
    • 2.3 Sociedad absorbente de la sociedad que es titular de todas sus acciones o participaciones
    • 2.4 Supuestos asimilados a la fusión
  • 3 Legislación básica
  • 4 Legislación citada
  • 5 Doctrina administrativa citada
  • 6 Recursos adicionales
    • 6.1 En doctrina
Reglas generales de la fusión

Las reglas generales, y los supuestos en que intervengan sociedades limitadas y/o anónimas se detallan en los siguientes temas:

Supuestos de Sociedad Participada

Son varios los supuestos: que la sociedad absorbente sea la titular de todas las acciones o participaciones de la absorbida o que no lo sea totalmente pero tenga más del 90%, del capital de la absorbida, o que se trate de socio único de ambas sociedades que se fusionan, o que sea la sociedad participada la que absorba íntegramente a la sociedad titular de su capital.

Si en toda fusión, siguiendo la legislación comunitaria, de la que procede la regulación vigente en España, se ha ido acotando los supuestos en los cuales se puede prescindir de trámites innecesarios del procedimiento por estar suficientemente protegidos los intereses concurrentes, más aún la simplificación alcanza a estos supuestos. Pero con la advertencia que hace la Resolución de la DGRN de 1 de marzo de 2019: [j 1] – que seguimos en este tema -

Por sencilla que sea la situación de hecho, la normativa comunitaria y la española imponen en cualquier caso la salvaguarda –en distinto grado– de los derechos de los socios, de los trabajadores y de aquellos eventuales acreedores a quienes pueda afectar el proceso.

Veamos los diversos supuestos:

Sociedad absorbente titular de todas las participaciones o acciones de la sociedad absorbida

Si la sociedad absorbente fuere titular, en forma directa o indirecta, de todas las acciones participaciones de la sociedad que se fusiona, no se exigirá que en el proyecto de fusión conste ni el tipo de canje ni la fecha a partir de la cual las nuevas acciones o participaciones tienen derecho a participar en las ganancias, ni (salvo fusión transfonteriza) la información sobre la valoración del activo y pasivo del patrimonio de cada sociedad y expresar la fecha de las cuentas de las sociedades que se fusionan para establecer las condiciones en que se realiza la fusión; tampoco se exigen ni los informes de los administradores (salvo fusión transfoteriza) ni el informe de los expertos independientes en ningún caso; finalmente no hace falta aumento de capital de la absorbente. (Art. 49 de Ley sobre modificaciones estructurales de las Sociedades Mercantiles –LME- (Ley 3/2009, de 3 de abril).

Si las sociedades absorbente y absorbida, ambas unipersonales, tienen el mismo socio único, es indudable que se trata de un supuesto asimilable a la fusión de sociedad íntegramente participada y al no tratarse de absorción de una sociedad indirectamente participada por la absorbente no es necesario manifestar por el administrador -y mucho menos acreditar- que el socio único de la sociedad absorbida esté participada por la absorbente; así lo señala Resolución de la DGRN de 23 de mayo de 2017. [j 2]

Ahora bien, según el art. 49.2 de LME (Ley 3/2009, de la 3 de abril), cuando la sociedad absorbente fuese titular de forma indirecta de todas las acciones o participaciones sociales en que se divide el capital de la sociedad absorbida, además de tener en cuenta lo antes dispuesto, será siempre necesario el informe de expertos a que se refiere el artículo 34 y será exigible, en su caso, el aumento de capital de la sociedad absorbente. Cuando la fusión provoque una disminución del patrimonio neto de sociedades que no intervienen en la fusión por la participación que tienen en la sociedad absorbida, la sociedad absorbente deberá compensar a estas últimas sociedades por el valor razonable de esa participación.

Si además el acuerdo de la absorbente se adopta en junta universal se aplicará el art. 52 de LME (Ley 3/2009, de la 3 de abril),, redacción ahora por la Ley 1/2012, de 22 de junio, de simplificación de las obligaciones de información y documentación de fusiones y escisiones de sociedades de capital:

«1. El acuerdo de fusión podrá adoptarse sin necesidad de publicar o depositar previamente los documentos exigidos por la ley y sin informe de los administradores sobre el proyecto de fusión cuando se adopte, en cada una de las sociedades que participan en la fusión, en junta universal y por unanimidad de todos los socios con derecho de voto y, en su caso, de quienes de acuerdo con la ley o los estatutos pudieran ejercer legítimamente ese derecho. 2. Los derechos de información de los representantes de los trabajadores sobre la fusión, incluida la información sobre los efectos que pudiera tener sobre el empleo, no podrán ser restringidos por el hecho de que la fusión sea aprobada en junta universal.»
Sociedad absorbente titular en forma directa de más del 90% de la/s sociedad/es absorbida/s, sin llegar al 100%
  • Regla general:

Cuando la sociedad absorbente fuera titular directa del noventa por ciento o más, pero no de la totalidad del capital de la sociedad o de las sociedades anónimas o de responsabilidad limitada que vayan a ser objeto de absorción, no serán necesarios los informes de administradores y de expertos sobre el proyecto de fusión, siempre que en éste se ofrezca por la sociedad absorbente a los socios de las sociedades absorbidas la adquisición de sus acciones o participaciones sociales, estimadas en su valor razonable, dentro de un plazo determinado que no podrá...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA