Entidades de seguro y previsión

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

Es indiscutible la enorme importancia que en los últimos tiempos han cobrado las entidades de seguro y previsión, es decir, los seguros, en sus más diversas modalidades (voluntarios, obligatorios, etc.)

Como ya indicaba la Exposición de Motivos del derogado Real Decreto legislativo 6/2004, de 29 de octubre, por el que se aprobó el texto refundido de la Ley de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados:

La legislación reguladora del seguro privado constituye una unidad institucional que, integrada por normas de Derecho privado y de Derecho público, se ha caracterizado, en este último ámbito, por su misión tutelar en favor de los asegurados y beneficiarios amparados por un contrato de seguro. En efecto, que el contrato de seguro suponga el cambio de una prestación presente y cierta (prima) por otra futura e incierta (indemnización), exige garantizar la efectividad de la indemnización cuando eventualmente se produzca el siniestro. Es este interés público el que justifica la ordenación y supervisión de las entidades aseguradoras por la Administración Pública para comprobar que mantienen una situación de solvencia suficiente para cumplir su objeto social.
Contenido
  • 1 Ámbito
  • 2 Requisitos constitutivos
    • 2.1 Subjetivos
    • 2.2 Formales
      • 2.2.1 La denominación social
      • 2.2.2 El objeto
      • 2.2.3 El capital social
    • 2.3 Requisitos administrativos
  • 3 Funcionamiento
  • 4 Normas especiales para las mutuas y las cooperativas
    • 4.1 Mutuas y cooperativas a prima fija
    • 4.2 Cooperativas de seguros
  • 5 Fondos de pensiones
  • 6 Mediadores de Seguros
  • 7 Normativa
  • 8 Conflictos entre normas estatales y autonómicas
  • 9 Legislación básica
  • 10 Legislación citada
  • 11 Recursos adicionales
    • 11.1 En formularios
    • 11.2 En doctrina
  • 12 Jurisprudencia y doctrina administrativa citadas
Ámbito

Actualmente, Ley de ordenación, supervisión y solvencia de las entidades aseguradoras y reaseguradoras. (Ley 20/2015, de 14 de julio) (que derogó el Real Decreto legislativo 6/2004, de 29 de octubre, por el que se aprobó el texto refundido de la Ley de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados), regula el seguro privado.

Ambito subjetivo

En concreto, refiriéndonos a entidades aseguradoras, se aplicará la ley 20/2015 a:

  • Las entidades aseguradoras y reaseguradoras con domicilio social en España, así como las sucursales establecidas en España de entidades aseguradoras y reaseguradoras domiciliadas en terceros países.
  • Los grupos de entidades aseguradoras y reaseguradoras.
  • Las personas físicas o jurídicas que, bajo cualquier título, desempeñen cargos de administración o dirección de las entidades aseguradoras y reaseguradoras.
  • Los profesionales y entidades que desempeñen alguna de las funciones previstas en esta Ley o en sus disposiciones complementarias de desarrollo.
  • Los liquidadores de entidades aseguradoras y reaseguradoras.
  • Las organizaciones constituidas con ánimo de permanencia para la distribución de la cobertura de riesgos o la prestación a las entidades aseguradoras y reaseguradoras de servicios comunes relacionados con la actividad aseguradora o reaseguradora, cualquiera que sea su naturaleza y forma jurídica.
  • Las demás personas para quienes se establezca alguna prohibición o mandato en esta Ley.

Vamos a estudiar únicamente los requisitos constitutivos de las sociedades a los efectos, si de ello se tratare, de dar unas reglas generales para el otorgamiento de la escritura fundacional.

Ambito objetivo:

Se aplica la ley 20/2015 a:

  • Las actividades de seguro directo de vida y de seguro directo distinto del seguro de vida.
  • Las actividades de reaseguro.
  • Las operaciones preparatorias o complementarias de las de seguro que practiquen las entidades aseguradoras y reaseguradoras.
  • Las actividades de prevención de daños vinculadas a la actividad aseguradora.
  • Cualesquiera otras actividades cuando se establezca expresamente en una norma con rango de ley.
  • La actividad aseguradora y reaseguradora se ajustará a lo dispuesto en esta Ley:
  • Cuando sea realizada por las entidades, grupos y personas previstos en el artículo 2.
  • Cuando sea realizada en España por entidades aseguradoras y reaseguradoras domiciliadas en otro Estado miembro de la Unión Europea (en adelante, otro Estado miembro).

Debe tenerse en cuenta también la Ley de Mediación de Seguros y Reaseguros Privados (Ley 26/2006, de 17 de julio) modificada por la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial.

Requisitos constitutivos Subjetivos

Según el art 27 de la ley 20/2015:

La actividad aseguradora únicamente podrá ser realizada por entidades privadas que adopten alguna de las siguientes formas:

sociedad anónima,

sociedad anónima europea,

mutua de seguros,

sociedad cooperativa,

sociedad cooperativa europea,

mutualidad de previsión social.

Las mutuas de seguros, las sociedades cooperativas y las mutualidades de previsión social únicamente podrán operar a prima fija.

Las entidades reaseguradoras deberán adoptar la forma jurídica de sociedad anónima o sociedad anónima europea.

También podrán realizar la actividad aseguradora y reaseguradora las entidades que adopten cualquier forma de derecho público, siempre que tengan por objeto la realización de operaciones de seguro o reaseguro en condiciones equivalentes a las de las entidades aseguradoras o reaseguradoras privadas.

Las entidades a que se refiere el párrafo anterior se ajustarán a lo dispuesto en esta Ley, en defecto de reglas especiales contenidas en su normativa específica, y quedarán sometidas también, en el ejercicio de su actividad aseguradora, a la legislación del contrato de seguro y a la competencia de los tribunales del orden civi

Formales

Las entidades aseguradoras y reaseguradoras se constituirán mediante escritura pública, que deberá ser inscrita en el Registro Mercantil. Con dicha inscripción adquirirán su personalidad jurídica las sociedades anónimas, mutuas de seguros y mutualidades de previsión social. Las cooperativas de seguros adquirirán la personalidad jurídica de acuerdo con su normativa específica.

En la escritura deberá constar:

La denominación social

En la denominación social de las entidades aseguradoras y reaseguradoras se incluirán las palabras «seguros» o «reaseguros», o ambas a la vez, conforme a su objeto social, que quedan reservadas en exclusiva para dichas entidades. También quedan reservadas las expresiones «mutuas de seguros», «cooperativas de seguros» y «mutualidades de previsión social», que deberán ser incluidas en su denominación por las entidades de esa naturaleza.

El objeto

Las actividades de seguro directo de vida y de seguro directo distinto del seguro de vida.

Las actividades de reaseguro.

Las operaciones preparatorias o complementarias de las de seguro que practiquen las entidades aseguradoras y reaseguradoras.

Las actividades de prevención de daños vinculadas a la actividad aseguradora.

Cualesquiera otras actividades cuando se establezca expresamente en una norma con rango de ley.

Hay reglas especiales según el tipo de objeto; dice el art 31 de la ley 20/2015:

El objeto social de las entidades aseguradoras que pretendan operar en cualquier modalidad del ramo de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA