Cese de cargos de Sociedad Anónima

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

El cese de los cargos de una sociedad anónima está sujetos a reglas concretas.

En cuanto al nombramiento, prohibiciones, incompatibilidades, aceptación, situación del administrador nombrado, etc. puede verse: Nombramiento de cargos en una Sociedad Anónima

Contenido
  • 1 Causas de cese de un cargo
  • 2 Examen especial de la separación
    • 2.1 Mayoría necesaria para el cese
    • 2.2 Exigencia de votación separada
    • 2.3 Inscripción del cese
  • 3 Excepción a la inscripción del cese o del nombramiento de cargos
  • 4 Coincidencia del cese y el nombramiento del órgano de Administración
  • 5 Notificación al cesado y certificación por persona no inscrita
    • 5.1 Problemas de la notificación
    • 5.2 Casos más frecuentes en que no se precisa la notificación (o medio supletorio)
  • 6 Casos especiales
    • 6.1 Nombramiento persona jurídica
    • 6.2 Certificación por el nombrado administrador único o solidario que antes era mancomunado
    • 6.3 Cargo no vigente al certificar o al formalizar
  • 7 El nombramiento y cese y las sucursales
  • 8 Recursos adicionales
    • 8.1 En formularios
    • 8.2 En doctrina
  • 9 Legislación básica
  • 10 Legislación citada
  • 11 Jurisprudencia y doctrina administrativa citadas
Causas de cese de un cargo

Un administrador único, cualquiera de los solidarios, cualquiera de los mancomunados o un consejero, cesan por:

  • Muerte del nombrado
  • Cumplimiento del plazo de designación o consejero nombrado por cooptación (en este caso, cuando la primera Junta General posterior a su nombramiento no le ratifica en el cargo).
  • Destitución o cese acordado por la Junta General: como dice el art. 223 LSC, (antes art. 131 LSA), los administradores podrán ser separados de su cargo en cualquier momento por la junta general aun cuando la separación no conste en el orden del día.

La Resolución de la DGRN de 16 de febrero de 1995 [j 1] indicó a este respecto:

La interpretación de las normas sobre separación de los administradores de una sociedad anónima debe estar presidida por el principio de amovilidad de tal cargo , carácter que prevalece en este tipo social eminentemente capitalista. Dicho principio tiene una de sus manifestaciones en la norma según la cual la separación de los administradores podrá ser acordada en cualquier momento por la Junta General (art. 131 LSA), precepto éste que, conforme a la reiterada doctrina del Tribunal Supremo y de esta Dirección General (cfr. Sentencias y Resoluciones citadas en los Vistos), permite la destitución de los administradores -y el consiguiente nombramiento de los que hayan de integrar el nuevo órgano de administración- sin necesidad de que exista una justa causa ni se incluya en el orden del día.

Insiste en ello la resolución de la DGRN de 10 de mayo de 2011, [j 2] no sólo en la posibilidad de cesar a un administrador con ocasión de cualquier Junta, aunque ello no estuviere en el Orden del día, sino además que es factible al cesar un administrador en una Junta poder también, sin que naturalmente ello conste en el orden del día, nombrar un administrador nuevo; la razón está en:

evitar situaciones de acefalia que se tradujeran en paralización de la vida social con sus evidentes riesgos así como en demoras y dificultades para proveer el cargo vacante.

Sobre la posibilidad de cesar a los consejeros nombrados por la minoría,Ver: Cese de los consejeros nombrados por la minoría

Examen especial de la separación

Con ocasión de cualquier Junta, se puede cesar al órgano de Administración, aunque no estuviere en el orden del día.

Indica la resolución de la DGRN de 10 de mayo de 2011 [j 3] que no sólo cabe la posibilidad de cesar a un administrador con ocasión de cualquier Junta, aunque ello no estuviere en el Orden del día, sino que además es factible, al cesar un administrador en una Junta, poder también nombrar, sin que naturalmente ello conste en el orden del día, un administrador nuevo; la razón está en:

evitar situaciones de acefalia que se tradujeran en paralización de la vida social con sus evidentes riesgos así como en demoras y dificultades para proveer el cargo vacante.

El cese de administrador no exige que éste haya asistido a la Junta, como indica la STS de 5 de junio de 2006 [j 4] al decir que es evidente que en cualquier Junta se puede cesar al administrador. Cesado el administrador, deja de tener responsabilidad por los actos posteriores de la sociedad, aunque no esté inscrito el cese, tal como indicó la STS de 25 de Septiembre 2007. [j 5]

Mayoría necesaria para el cese

Indica el art. 223.2 de la Ley de Sociedades de Capital, (antes el 68.2 de la Ley 2/1995, de 23 de marzo, de Sociedades de Responsabilidad Limitada), (LSRL) que los administradores podrán ser separados de su cargo en cualquier momento por la junta general aun cuando la separación no conste en el orden del día; el precepto establece una paricularidad para las sociedades limitadas (los estatutos pueden exigir para el acuerdo de separación una mayoría reforzada que no podrá ser superior a los dos tercios de los votos correspondientes a las participaciones en que se divida el capital social); esto no es aplicable a las sociedades anónimas. Por tanto, los estatutos deben respetar el quórum de votación máximo impuesto por la Ley en este caso. (Resolución de la DGRN de 3 de abril de 2019). [j 6]

Exigencia de votación separada

Votación separada: Como se ha dicho, la Ley 31/2014, de 3 de diciembre, por la que se modifica la Ley de Sociedades de Capital para la mejora del gobierno corporativo exige en el nuevo art. 197 bis votación separada, aunque figuren en el mismo punto del Orden del día, para el nombramiento, ratificación, la reelección o la separación de cada administrador.

Inscripción del cese

El art. 148 RRM: dice:

La inscripción de la separación de los administradores se practicará, según su causa, en virtud de los documentos siguientes:
a) Si la separación hubiera sido acordada por la Junta General o se produjera como consecuencia del acuerdo de promover o de transigir la acción social de responsabilidad, mediante cualquiera de los documentos a que se refiere el art. 142
b) Si la separación hubiese sido acordada por resolución judicial firme, mediante testimonio de la misma.
Excepción a la inscripción del cese o del nombramiento de cargos

Hay supuestos de cierre del Registro Mercantil , señalando como más importantes:

En el tema de cese y nombramiento de cargos las diferencias son claras:

La resolución de la DGRN de 29 de marzo de 2012 [j 7] analiza las diferencia de las excepciones al cierre por falta del depósito de las cuentas y el cierre por baja de la sociedad en el índice de Entidades de la Agencia estatal de Administración tributaria:

  • Falta de depósito de cuentas: se podrán inscribir, según la citada resolución de la DGRN, los títulos relativos al cese o dimisión de administradores, gerentes, directores generales o liquidadores, y a la revocación o renuncia de poderes, así como a la disolución de la sociedad y al nombramiento de liquidadores y a los asientos ordenados por la autoridad judicial o administrativa. De manera que no puede inscribirse documento alguno relativo a la entidad en tanto persista el incumplimiento, salvo las excepciones apuntadas, entre ellas, el cese de administradores, pero no se exceptúa el nombramiento de quienes hayan de sustituirles.
  • Baja del índice de entidades de la Agencia Estatal Tributaria: dos únicas excepciones: a) certificación de alta en el Índice de Entidades y b) asientos ordenados por la autoridad judicial por virtud del artículo 96 del Reglamento del Registro Mercantil. como dice la DGRN: «Se trata pues de un cierre cuasi absoluto al que sólo cabe oponer las excepciones señaladas».

La resolución de la DGRN de 20 de junio de 2012 [j 8] reitera la imposibilidad de inscribir el nombramiento de un administrador cuando la sociedad esta dada de baja del índice de Entidades de la Agencia Estatal de Administración Tributaria del Ministerio de Hacienda.

Por su parte, la Resolución de la DGRN de 18 de marzo de 2014 [j 9] indica que estando una sociedad dada de baja provisional en el Índice de Entidades del Ministerio de Hacienda, baja comunicada al Registro Mercantil en que la sociedad se encuentra inscrita y, encontrándose cerrada la hoja de la sociedad por falta de depósito de las cuentas anuales, hasta que no se levanten ambos obstáculos (estar dada de baja y estar cerrada la hoja de la sociedad) no es inscribible la modificación de la estructura del órgano de administración, que no es uno de los casos de excepción cuando sólo hay el cierre registral, como se verá.

Coincidencia del cese y el nombramiento del órgano de Administración

No necesariamente han de coincidir (Ejemplo: renuncia al cargo el Administrador único, lo comunica a la Sociedad y por un mínimo deber de diligencia (así la Resolución de la DGRN de 24 de marzo de 1994: [j 10] el anterior administrador convoca Junta para que los socios adopten lo pertinente).

Sin embargo, lo normal será o bien la caducidad del cargo o su cese y en cualquier caso el nombramiento inmediato del nuevo Administrador o Administradores.

Hay que advertir que la aceptación del cargo puede tener lugar en el mismo acto de su nombramiento o en acto posterior (nunca en acto anterior: así para las sociedadwes anónimas el art. 141 RRM). El número 3 del art. 214 LSC, (antes art. 58.4 de la Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada), indica que el nombramiento de administradores surtirá efecto desde el momento de su aceptación.

El RRM impide la inscripción del cargo de administrador sin su aceptación. La DGRN en resolución de 2 de marzo de 2009 [j 11] admite que la aceptación del que queda administrador único cuando antes era solidario con otros,

puede darse de forma presunta...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA